miércoles, 17 de junio de 2009

Domingo

Domingo, el día “semi-vacío”.

Domingo el día raro.

Domingo, la gente.

Domingo, la soledad.

Domingo, la tranquilidad.

Domingo y las nostalgias mezcladas; la nostalgia de lo ke fué (Aunke no necesariamente haya sido muy bueno, pero así de raros somos los humanos), y la nostalgia de lo ke será, akello ke aún no ha ocurrido, pero ke misteriosamente “ya extrañamos”.
Domingo y la familia, aunke en este momento esté solo en casa escuchando música de Wagner.
El domingo y su extraña danza de sensaciones distintas y entremezcladas, no sé si bailan con armonía, pero de ke bailan, bailan. Pero ya es de noche y ya se va a acabar la danza, luego las sensaciones se dirán adiós y marchara cada una a su sitio, tal vez pensando lo lindo ke fue bailar, y al bailar olvidarse del sentido de todo, como debe ser cuando uno baila y se divierte, aunke seamos tan variopintos como nuestras sensaciones. Domingo. Domingo punk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario